Probablemente los vinos más singulares que se pueden encontrar en Galicia.

La bodega Pazos del Rey constituye el germen de la D. O. Monterrei. Fue construida en 1965 y se concibió como una cooperativa a la que acudían la mayor parte de viticultores de la zona que llegaron a aportar un total de 4.000.000 de litros en los años 80. El colosal engranaje que en esta época se movía en torno a Pazos del Rey empleaba a un total de 600 personas con lo que era un auténtico pulmón económico para la comarca.

Tras unos años de declive, se volvió a un concepto de bodega mucho más pequeña y más ajustada al mercado primando la calidad por encima de las grandes producciones. Por eso, en la década de los 90 se construyó una pequeña bodega moderna y con la tecnología que permiten elaborar vinos de calidad.

En 2007 Avanteselecta decide incorporarla, convencidos del enorme potencial de la zona y con el propósito de elaborar pequeñas producciones de, probablemente, los vinos más singulares que se pueden encontrar en Galicia.